Recomendaciones de los expertos

  • Intenta estar presente en la inspección para conversar directamente con el experto sobre lo que encontró y aclarar tus dudas.
  • Pide que revisen bien los cimientos de la construcción, pues es aquí donde pueden existir los problemas más complejos y costosos de resolver.
  • Asegúrate de revisar con especial detalle el sistema eléctrico y de gas.

Qué inspeccionar

Estructura: Revisa que los pisos estén sin curvas ni humedad, las vigas y columnas de soporte sólidas, la antigüedad y el estado general del sistema de calefacción y aire acondicionado, las ventanas y puertas con buenos aislantes térmicos y las paredes sin manchas ni olor a humedad.

Conductos eléctricos: Verifica que los interruptores, circuitos y enchufes no estén desgastados, así como la ubicación y el estado de la caja de fusibles.

Sistema de alcantarillado y desagüe: Prueba la presión del agua al abrir los grifos, comprueba que no existan goteos o desagües lentos. En el techo revisa que las tejas no estén flojas y que los canales de bajada de agua no salpiquen.

Electrodomésticos y accesorios: Comprueba que los electrodomésticos funcionen debidamente y consulta el tiempo de garantía que tienen; las superficies y muebles de cocina deben estar sin hendiduras ni rayones y, si hay chimenea, revisa que la válvula de toma de aire esté en buen estado.
Aspecto exterior: Fíjate que no hayan grietas ni fisuras en los muros, que las puertas y ventanas cierren herméticamente, los vidrios sin rayones ni vencimientos, el estado del sistema de irrigación y desagüe del jardín.

Nueva construcción: Asegúrate de hacer la revisión de igual forma que si fuera una casa antigua; además, consulta la trayectoria, experiencia y garantía que te ofrece el constructor a través del Better Business Bureau.

Free WordPress Themes, Free Android Games